Aprende a resolver el Cubo de Rubik (Parte 2)

En esta segunda parte aprenderemos a resolver la tercera capa del cubo de Rubik y así ya sabremos resolver este famoso rompecabezas.

Podéis volver a la primera parte pinchando en: Aprende a Resolver el Cubo de Rubik (Parte 1)

Como antes, os dejo un vídeo por si os atascáis.

Parte 2:

Vamos al lío.

Paso 4: Orientar Aristas

Objetivo:

CruzU

Aunque ahora parezca muy difícil acabar el cubo sin romper todo lo que ya hemos resuelto, vamos a ver cómo hacerlo fácilmente aprendiéndonos unas sencillas secuencias.

Como cuando empezamos a resolver el cubo, ahora queremos hacer una cruz, pero en este caso en la cara opuesta a por la que empezamos (amarilla en mi caso). Para ello, vamos a aprender esta secuencia de 4 movimientos que nos va a ser muy útil: R U R’ U’. A esta secuencia se la conoce como el Sexy Move ya que sale tantas veces que se creyó que merecía un nombre propio.

A la hora de hacer la cruz, podemos encontrarnos las aristas amarillas dispuestas de 4 formas distintas, siendo una de ellas nuestro objetivo: cuando todas están bien orientadas formando una cruz. Vamos a ver cuáles son las otras tres y cómo vamos a resolverlas:

  1. Dos aristas orientadas formando una barra: LineaU Para resolver este caso, cogeremos el cubo de forma que la barra esté orientada horizontalmente como en la imagen. Haremos un primer movimiento F para “esconder” la capa frontal, seguido de la secuencia sexy R U R’ U’ y de un movimiento F’ para volver la capa que habíamos escondido. La secuencia completa es: F (R U R’ U’) F’, donde el paréntesis se usa para identificar los movimientos de dentro como un grupo concreto.
  2. Dos aristas orientadas formando una L: LU En este caso, cogeremos el cubo de forma que una de las aristas orientadas apunte hacia nosotros y la otra hacia la derecha. La secuencia que usaremos para este caso es casi idéntica a la anterior, sólo que vamos a cambiar los F y F’ por f y f’, respectivamente, recordando que la minúscula significa mover la capa en cuestión (F) y la de en medio como si estuvieran pegadas. Ahora, en vez de esconder la capa F esconderemos las dos primeras capas (f). Como antes, entre los f y f’ vamos a hacer R U R’ U’, quedando la secuencia completa como: f (R U R’ U’) f’.
  3. Ninguna arista orientada: PuntoU Este último caso nos llevará un poco más de trabajo, pero no por eso es más complicado. Como no tenemos ninguna arista orientada, nos da igual en que orientación cojamos el cubo. Lo que haremos para resolverlo es imagina que nos ha tocado el caso de la barra, y haremos F R U R’ U’ F’ para “resolverlo”. Después de haber hecho esto, podemos observar que el cubo se nos ha quedado con el caso que no hemos hecho, es decir, el de la L, por lo que simplemente resolvemos ese caso para conseguir hacer la cruz, con f R U R’ U’ f’. La secuencia completa se escribe como: F (R U R’ U’) F’ f (R U R’ U’) f’.

Una vez hecha la cruz amarilla, ¡ya hemos completado más de la mitad de los pasos de este método para resolver el cubo de Rubik!

Ánimo, que queda poco.

Paso 5: Permutar Aristas

Objetivo:

AristasColocadas

Como hemos hecho al principio, queremos que las aristas de la cruz coincidan con el centro amarillo (que es lo que hemos hecho en el paso anterior), pero también queremos que coincidan con los centros adyacentes, como podemos ver en la imagen superior. Para colocarlas en su sitio, usaremos ahora una secuencia de movimientos que no rompa todo lo que hemos estado haciendo, ya que no tenemos la misma libertad de movimientos que al principio.

SUNESFPara empezar, haciendo giros de la capa superior (U, U’ o U2), colocaremos el cubo de forma que sólo coincida una de las aristas con su centro. Si vemos que no podemos hacer que sólo coincida una, lo dejaremos de forma que no coincida ninguna, ya que si tenemos dos aristas que coincidan con su centro no nos va a funcionar la secuencia que ahora veremos. En nuestro ejemplo, sólo la arista que tiene una pegatina azul coincide con su centro. Una vez nos hayamos asegurado de que sólo coincida una (o ninguna), cogemos el cubo de forma que la arista coincidente esté en la capa F (si no coincide ninguna, da igual cómo lo cojamos), y realizaremos la siguiente secuencia de movimientos: R U R’ U R U2 R’. Esta secuencia también tiene nombre propio, se la conoce como Sune.

Si al realizar la secuencia sólo sigue coincidiendo una de las aristas, la repetiremos hasta que nos coincidan todas. Si al hacer la secuencia por primera vez no coincidía ninguna arista, antes de repetirla tenemos que asegurarnos de que sólo coincida una y ésta esté en la capa F.

Entender esta secuencia es fácil si nos fijamos en el par esquina-arista con colores blanco, azul y rojo en nuestro caso. Con el primer movimiento R sacamos el par de su hueco, luego lo apartamos con U y volvemos a cerrar el hueco con R’. Ahora volvemos a hacer U para mover el par, abrimos el hueco con R, metemos el par en el hueco con U2 y lo cerramos con R’ para rehacer las dos primeras capas.

Ahora vamos a enseñar un pequeño truco para ahorrarse un poco de tiempo y movimientos en este paso, pero si lo que quieres es resolver el cubo por primera vez, puedes saltar directamente al penúltimo paso, el paso 6.

Cuando nos hayamos asegurado de que sólo coincide una de las aristas (si no coincide ninguna, tendremos que hacer un sune para que coincida una), vamos a fijarnos en qué sentido hay que permutar las demás. Hay una forma fácil de verlo, y es buscar cuál de las aristas coincide con su centro opuesto. Si la arista que coincide con su centro opuesto queda a la izquierda de la que está bien colocada (imagen izquierda), con un sune nos quedarán todas bien permutadas. Si por el contrario la arista que coincide con su centro opuesto queda a la derecha de la que está bien colocada (imagen derecha), tendremos que hacer la secuencia simétrica al sune, también conocida como Antisune para permutar las aristas correctamente. Esta secuencia simétrica es: L’ U’ L U’ L’ U2 L.

SUNEANTISUNE

Con este pequeño truco nos ahorramos tener que repetir el sune hasta tres veces para colocar las aristas, reduciendo el número máximo de repeticiones (de sune o antisune) a dos.

Paso 6: Permutar Esquinas

Objetivo:

ORIENTAR

¡Sólo nos quedan 4 cubitos por resolver y habremos acabado con el cubo! Se acabó eso de tener que quitarle las pegatinas. Para hacer esto, primero colocaremos las 4 esquinas en su correcta posición, es decir, entre los 3 centros de su mismo color, y en el último paso las orientaremos de forma muy sencilla usando la secuencia sexy.

Para colocarlas, como antes con las aristas, vamos a ver si alguna ya está colocada. En esta ocasión no podemos hacer giros de la capa superior para colocar ninguna, ya que de hacerlo estaríamos deshaciendo la permutación de aristas. Si no hay ninguna esquina colocada, podemos aplicar la secuencia que ahora veremos desde cualquier posición para que se coloque una, pero si ya hay una colocada, antes de hacer la secuencia tenemos que asegurarnos de que la esquina bien colocada esté en la posición de arriba a la derecha. Ojo, bien colocada quiere decir que los tres colores de la esquina sean los mismos que los 3 centros que la rodean, en cualquiera de estos dos casos que vemos a continuación la esquina está bien colocada, sólo que en el primero está bien orientada y en el segundo está desorientada:

NIKLASSFNIKLASSFMH

Cuando tengamos el cubo en la posición deseada, aplicaremos la siguiente secuencia, que se conoce como Niklas: U R U’ L’ U R’ U’ L.

Para los que queráis entender un poco esta secuencia, para que sea más fácil de memorizar, vemos que con el primer U estamos apartado la capa de arriba hacia la izquierda, para no romper la esquina que está bien colocada con el siguiente movimiento, que será R, con el que sacamos el par esquina-arista con colores blanco, azul y rojo. Ahora haremos lo mismo en el otro lado: U’ para apartar la esquina que está colocada y L’ para sacar el par esquina-arista con colores blanco, azul y naranja. Para rehacer el cubo, tenemos que deshacer todo lo que hemos hecho: con U R’ metemos el par blanco, azul y rojo en su hueco y con U’ L hacemos lo mismo con el blanco, azul y naranja.

Como en el paso anterior, ahora vamos a enseñar un pequeño truco para ahorrarse un poco de tiempo y movimientos en este paso, pero si lo que quieres es resolver el cubo por primera vez, puedes saltar directamente al último paso, ¡el paso 7!

Tenemos que fijarnos otra vez en el sentido en que queremos permutar las 3 esquinas que nos quedan por colocar. Si no coincide ninguna, haremos un Niklas para que coincida una, y dejaremos esta en la posición de arriba a la derecha como antes.

Nos vamos a fijar en los dos colores de las esquinas que quedan a la derecha y a la izquierda de la esquina resuelta. Y tenemos que identificar cuál de ellas no tiene ninguno de los colores de los centros entre los que está (obviando el amarillo). Si la esquina queda a la izquierda de la que está bien colocada (imagen izquierda), haremos como antes un niklas y nos quedarán las esquinas correctamente permutadas. Si por el contrario, la esquina que no tiene ninguno de los colores de los centros entre los que está queda a la derecha de la esquina bien colocada, haremos una rotación para que la esquina bien colocada quede arriba a la izquierda (imagen derecha) y aplicaremos la secuencia simétrica conocida como Antiniklas: U’ L’ U R U’ L U R’.

NIKLASANTINIKLAS

Con este pequeño truco nos ahorramos tener que repetir el niklas hasta tres veces para colocar las esquinas, reduciendo el número máximo de repeticiones (de niklas o antiniklas) a dos.

Paso 7: Orientar Esquinas

Objetivo:

RESUELTORESUELTO1

Este paso es el más sencillo de todos, ya que lo único que haremos es repetir la secuencia sexy hasta que todas las esquinas que pusimos en su posición estén perfectamente orientadas, y así acabemos de resolver el cubo de Rubik.

Antes de empezar a hacer R U R’ U’ como locos, vamos a rotar el cubo de forma que las esquinas a orientar se queden en el capa inferior, y con giros de ésta (D, D’ o D2) colocaremos una de ellas en la posición de abajo a la derecha, como en la imagen:

OrientarAbajo

Ahora sí, repetiremos la secuencia sexy o R U R’ U’ hasta que la esquina en cuestión esté bien orientada. ¿Cómo sabremos cuándo está bien orientada? Cuando la pegatina amarilla en nuestro caso, o la del color opuesto a la cara por la que hemos empezado esté mirando para abajo, como en la siguiente imagen:

OrientarAbajoAM

Como podéis ver, ahora tenemos la esquina que queríamos bien orientada, pero el cubo está deshecho. No os preocupéis, si seguís lo poquito que queda al pie de la letra todo volverá a su estado resuelto.

Una vez orientada la esquina en cuestión, giraremos la capa inferior haciendo D, D’ o D2 hasta que en la posición de abajo a la derecha tengamos otra esquina que necesita ser orientada. En el ejemplo, haciendo D’ ya tendríamos otra esquina abajo a la derecha que necesita ser orientada. Es MUY IMPORTANTE que no rotemos el cubo, las esquina hay que llevarlas a la posición indicada solamente con giros de la capa inferior. Una vez tengamos otra esquina por orientar en esa posición, volveremos a hacer secuencias sexys hasta que esté bien orientada. Repetimos este proceso hasta haber orientado las esquinas y… ¡ya sabemos resolver el cubo de Rubik!

Resueltox2

Por último, también tenemos un pequeño truco en esta ocasión que nos puede evitar repetir demasiadas veces la secuencia sexy y así ahorrarnos un poco de tiempo. En este caso, para saber cuándo aplicar el truco tenemos que fijarnos en qué sentido hay que orientar cada esquina, y para eso basta que nos fijemos hacia dónde está mirando la pegatina amarilla. Si la pegatina amarilla mira hacia abajo, la esquina está bien orientada. Si la pegatina amarilla mira hacia la derecha (imagen izquierda), bastará con que hagamos dos veces la secuencia sexy para que se quede bien orientada. Por último, si la pegatina está mirando hacia la capa F (imagen derecha), haremos la secuencia inversa a la sexy dos veces para dejarla correctamente orientada, en vez de tener que repetir la secuencia sexy 4 veces. La secuencia inversa, y que usaremos en este caso, es: U R U’ R’.

OrientarAbajoOrientarAbajo1

Os recuerdo que cuando pasemos de orientar una esquina a otra, siempre hay que llevar la siguiente a la posición de abajo a la derecha con giros de la capa inferior (D, D’ o D2) y NO rotando el cubo, ya que si lo rotamos romperemos todo lo que hemos estado construyendo antes.

¡Y ahora sí que ya está! ¡Por fin podemos decir que sabemos resolver el cubo de Rubik!

Espero que esta guía os haya sido tan útil como pretendía desde un principio, y que este maravilloso puzle os depare tantos buenos ratos como nos ha dado a muchos.

¡Gracias por confiar en Cuadriculízate para aprender a resolver el cubo de Rubik!

Podéis volver a la primera parte pinchando en: Aprende a Resolver el Cubo de Rubik (Parte 1)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s